¿CÓMO SE ENSEÑA A LEER?

¿CÓMO SE ENSEÑA A LEER?

¿Tiene respuesta esta pregunta? Evidentemente sí, pero no todos los profesionales que se dedican a esta cuestión responderán de la misma manera.

Hace algunos años, tenía que coordinarme con diferentes centros educativos en beneficio de los niños y niñas con los que intervenía. Entre las dificultades más habituales que nos encontrábamos estaba la lectura, sobre todo en lo relativo a la comprensión de la misma. En cada centro, aplicaban el método que consideraban más conveniente para iniciar a sus alumnos en la lectoescritura. Unos centros creían primordial que sus alumnos pasaran a Educación Primaria sabiendo leer. En cambio, otros centros hacían justo lo contrario, empezaban la lectoescritura al empezar la Educación Primaria.

Ante la gran variedad de opiniones y de métodos que me encontraba, me surgieron muchas dudas de cómo intervenir con cada niño. Debía adaptar mis tratamientos al proceso que estaba siguiendo cada uno, ya que si no lo hacía el gran perjudicado iba a ser el niño.

A día de hoy esta variedad de métodos sigue estando presente y sigue generando controversia en las conversaciones entre colegas de profesión y de mi vida privada. Unos afirman “la lectoescritura debe empezarse a los 7 años, los finlandeses lo hacen así y son un referente a nivel mundial”, en cambio otros opinan “deben pasar a Educación Primaria sabiendo leer, si no van retrasados” … Y así podríamos seguir con un sinfín de afirmaciones.

¿Pero qué nos dicen los estudios? ¿Cuál es la mejor manera de iniciarse en la lectoescritura? ¿Hay una edad ideal para hacerlo? ¿Hay un método único que sirva para todos los niños y niñas que todavía no saben leer?

Desde Escuela del cerebro consideramos la lectura una joya del ser humano, gracias a la cual aprendemos y nos replanteamos nuestro mundo. Es por ello que hemos querido empezar nuestro proyecto con el curso ¿Cómo enseñar a leer? En él, abordaremos todas estas cuestiones, he intentaremos conocer de la mano de un gran experto en la materia qué podemos mejorar en la práctica diaria de nuestra profesión para conseguir que los niños y niñas aprendan a leer del mejor modo posible.

En muchas ocasiones he oído la expresión “Es mejor prevenir que curar” ¡y qué razón tiene este refrán!… Si enseñamos a leer de la mejor manera:

¿Conseguiremos que disminuyan las dificultades de comprensión lectora?

 ¿Aumentará la motivación por la lectura?

¿Se ampliarán las probabilidades de obtener el éxito académico?

Deja un comentario